Crecer versus Mejorar

By 18 febrero, 2020Sin categoría

Crecer versus Mejorar

Siempre he pensado que uno de los mayores regalos que me hizo la Basale Stimulation® fue entender la importancia de la aceptación completa de las personas con grandes desafíos. Me quité la idea de que era necesario mejorar ciertos aspectos y por ende quitarles ese peso a ellos también. Son perfectos tal y como son.

Fue un gran paso en mi práctica. No había nada que tuvieran que hacer mejor. Todo estaba bien. A partir de ese momento la intención era crecer hacía el lugar que cada uno de ellos necesitara.  Sin embargo, hay otro regalo que me hizo la Basale a este respecto: la propia aceptación.  Esto ha sido muy difícil. Cambiar la propia perspectiva de mejorar por crecer  es un camino largo. Aplacar la autoexigencia donde resaltas tus propios déficits y los machacas llega a desgastar mucho.

La Basale me enseñó a crecer en los caminos que necesitaba. Crecer es descubrir,  experimentar, explorar lo que nunca has conocido y disfrutar. Esto está tan lejos de lo que significaba la palabra mejorar para mí.

Solo hace unos días que he llegado de impartir unos cursos básicos. He conocido gente realmente maravillosa, profesionales dispuestos a aprender, con empeño y ganas que han sacrificado horas de descanso para poder estar en la formación. Me siento muy privilegiada por haber podido compartir con ellos. Con mayor o menor acierto, pero he intentado plantearles justamente esta idea. Cuando comienzas a trabajar con el concepto no puede ser algo más en la lista y una sobrecarga en el trabajo. Trabajar mediante la Basale es ir descubriendo con la persona que tienes delante hasta donde podéis llegar juntos. Cierto es que crecer requiere de tu energía pero no te la quita.  Los profesionales entregados hacen su trabajo increíblemente bien. Ponen todo su conocimiento, su empatía y sus herramientas al servicio de las personas con las que trabajan. Luego solo queda crecer y explorar diferentes caminos. Sin prisa, sin pausa, sin agobios, con reflexión y ganas.

En definitiva,  Basale Stimulation®  me ha ayudado tanto en lo personal como en la profesional.