La Magia de Úrsula Büker

By 23 julio, 2017Sin categoría

La magia de Úrsula Büker

Este verano he tenido la oportunidad de conocer y escuchar a Úrsula Bücker. Ella es una de las profesionales que ha llevado la Basale Stimulation® a todos aquellos niños y adolescentes con conductas autolesivas y heteroagresiones y ha ido desarrollando el concepto de Andreas Fröhlich, teniendo varias publicaciones en alemán.  Psicóloga y psicoterapeuta, está actualmente retirada aunque colabora de manera activa con varios centros de atención al menor.

Úrsula es magia. Así, sin más. Es una mujer con una energía contagiosa y una sonrisa que te llena de calma y tranquilidad. Y sí, sé lo que digo, pura energía y calma a la vez, por eso creo que Úrsula es magia.

Úrsula nos habló de la importancia de autopercibirse para mantener una buena regulación en nuestros chicos. Y es que es muy difícil estar atento a aquello que nos rodea, si no somos capaces de percibir bien todo nuestro cuerpo.

Los bebés están llenos de experiencias positivas de contacto que les hacen sentirse bien y relajados. Si el bebé se siente incómodo y comienza a gimotear, en seguida vendrá mamá  o papá a tomarlo en sus brazos, esto hace que pueda sentir mejor su cuerpo y además asocia estas experiencias de contacto con algo positivo y  al final él mismo va buscando más (se lleva las manos a la boca, el pie, voltea…) que mejoran la percepción de su propio cuerpo y con esto además su regulación.

Sin embargo, todos sabemos que estas experiencias no siempre son iguales para todos los bebés, a veces los chicos con los que trabajamos, han pasado largas temporadas en incubadoras, con un contacto muy complicado y que no siempre era muy agradable (como ejemplo analíticas, aspiraciones, respiradores, pruebas varias).  Aunque suerte, que poco a poco, se va facilitando más el contacto por parte de las familias con estos bebés en los hospitales. En otras ocasiones los niños reciben el diagnóstico y con esto muchas dudas sobre cómo llegar al pequeño, las terapias… Es muy buena recomendación la de observar cómo la familia toman contacto entre ellos (hay familias que buscan mucho contacto entre ellas, y familias que menos) En fin, que las experiencias de contacto en estas situaciones pueden ser muy diferentes y puede que esto esté influyendo en la manera en la que hoy en día, nuestro chico se relaciona con los demás.

Lo importante no es tanto intentar buscarle una explicación sobre por qué la persona reacciona mal ante un contacto determinado o no lo permite. Lo importante es intentar cambiar esto y dirigirnos hacia experiencias mucho más positivas.

Buscar un determinado momento calmo, ofrecerle un poco de contacto en una zona permitida y finalizarlo con rapidez (quizás un abrazo largo con mucho tacto profundo no sea una buena forma de empezar y pueda resultar muy invasivo), dándole el control a la persona de todo lo que está pasando (No te voy a seguir tocando si no quieres). Quizás nos permita un poco el hombro. Quizás sea la mano o bien la cabeza, e ir aumentando estas sensaciones llenas de aceptación y que él mismo puede decidir cuándo terminar.  No podemos olvidar aquí todas las señales no verbales que transmitimos al chico con el que trabajamos. Si sabemos en algunas ocasiones el chico nos ha dado un manotazo, quizás estemos alerta, subiendo el tono de nuestro propio cuerpo. Como siempre, en Basale Stimulation® es muy necesario que nuestras expresión no verbal, diga lo mismo que quieren decir nuestras manos.

La idea es ofrecer las máximas experiencias positivas de contacto que el chico pueda relacionar con «estar bien», más adelante, incluso, éstas puedan servirnos para acompañarlo en situaciones algo más tensas, donde se sienta enfadado o frustrado por algo.

¡Feliz día!