¿Por qué repite tanto ese mismo movimiento?

By 17 marzo, 2017Sin categoría

 

¿Por qué hace ese movimiento? 

Un niño que balancea sus manos rápidamente, un adulto con discapacidad intelectual que mueve su cuerpo hacia delante y detrás en la silla o una persona mayor que no para de mover su lengua por la boca.

Han sido muchos los nombres que se le han ido dando: estereotipias,  autorregulaciones o autoestimulaciones. Durante muchos años, se mantuvo la idea de que estos movimientos había que evitarlos. En ocasiones porque eran socialmente mal vistos,  o bien porque quizás terminaban haciéndose algún tipo de herida o daño.

A veces, el intento de extinguir estas conductas a hecho que vayan apareciendo otras, con las que incluso hemos tenido más problemas, o bien situaciones de nerviosismo, estrés o ensimismamiento.  Puede que hayamos entrado en algún bucle con esa persona con la que trabajas de la que cuesta un poco salir, y hace además que la relación entre ambos sea mucho más difícil, pudiendo incluso llegar a rechazarte.

¿Qué podemos hacer ante estas «estereotipias»?

Pero, ¿qué hacemos si la persona repite ese movimiento constantemente y no puedo llegar a ella? Quizás está tan metida en su propio balanceo que apenas se da cuenta de que estais a su lado, de que llega la hora de vestirse o comer.

Lo primero que te recomendamos es parar, dejar de hacer cosas e intentar cosas. ¿No os ha pasado que habéis ofrecido todo lo que tenías a vuestro alcance como alternativa sin que la persona le haya prestado la mínima atención?  puede ser que nos pueda servir en un momento dado, pero a veces solo unos segundos.

¿Qué me esta comunicando la persona? Y esta es la primera pregunta que solemos hacernos. ¿Qué quiere decirme cuando mueve sus manos tan fuerte? ¿Que quiere decirme cuando se balancea de esa forma tan rápida? Hacer alguna hipótesis, puede ayudarnos, partiendo de la base, de que son solo eso, HIPÓTESIS, y no verdades absolutas, y que como cualquier hipótesis hay que comprobarla, y puede ser que estemos equivocados o no.

Desde Basale Stimulation®  siempre tenemos en cuenta cuanto de necesario es para los profesionales y familiares ponernos en el lugar del otro, pero siempre desde una perspectiva muy humilde, porque como todos sabemos, es muy difícil poder llegar a imaginar como se siente otra persona viviendo algo que nosotros nunca hemos vivido, o si lo lo hemos vivido ha sido desde otro punto de vista diferente.

Lo siguiente que os proponemos es ser consciente de vuestro propio cuerpo, hacer un pequeño repaso mental de como nos sentimos en ese momento y entonces imitar la autorregulación. Balancearos con la misma intensidad, chasquear los dedos,  palmadas fuertes, cualquier cosa que sea la que queráis descubrir, y detente a observar que ha pasado con tu cuerpo.  ¿Qué cambios experimentas? ¿Sientes algo diferente?

Y aquí quizás tengáis una pista más… ¿Puede ser que esta persona esté necesitando más información de determinadas partes de su cuerpo? Cuando damos palmadas fuertes sentimos de una manera muy intensa nuestras manos, a lo mejor de la forma que lo hace es más el brazo entero o la espalda… quizás necesita sentir más esa parte del cuerpo ¿Y si le proponemos buscar otras formas de poder sentirse/conocerse mejor? Quizás, ateniendo aquello que parece estar comunicándonos con sus gestos la persona pueda reaccionar de una manera diferente y podamos seguir abriendo caminos en nuestra relación-comunicación con ellos totalmente nuevos e interesantes.